0

En la mañana soleada, los huevos fritos brillan,
Con su yema dorada, mi corazón se estremece.
Revuelvo la sartén, al ritmo de una canción,
Y el aroma del desayuno llena mi habitación.

El pan tostado espera, impaciente por probar,
La combinación perfecta, que me hace suspirar.
Los Beatles en mi mente, me inspiran a crear,
Un verso lírico, sobre los huevos fritos al amanecer.

La yema se desliza, suave como una melodía,
El crujiente tocino, agrega su armonía.
Sabores se entrelazan, en un baile celestial,
Los huevos fritos, una delicia sin igual.

En cada bocado, siento la magia de John y Paul,
La pasión de George, la dulzura de Ringo en mi paladar.
Los huevos fritos, un homenaje a la música eterna,
Un verso lírico, que en mi alma se eterniza.

Así que alza tu tenedor, y disfruta sin cesar,
De los huevos fritos, que nos hacen volar.
En cada cucharada, una historia por contar,
Un verso lírico, sobre los huevos fritos al despertar.

Síntomas y manifestaciones de la insuficiencia renal

Previous article

Las iniciativas para fortalecer el turismo y la promoción de El Salvador como destino

Next article

También Puede Interesarte

Más de Actualidad

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *